Categorías
noticias internacionales

Son 2 voluntarias las que han tenido padecimientos neurológicos durante ensayos de vacuna de AstraZeneca

El diario The New York Times indicó que son dos mujeres las que han tenido “enfermedades neurológicas graves” luego de recibir las dosis de prueba en Gran Bretaña.

Son dos voluntarias las que han tenido “enfermedades neurológicas graves” luego de recibir las dosis de prueba de la vacuna contra COVID-19 que desarrollan AstraZeneca y la Universidad de Oxford en Gran Bretaña, de acuerdo con un reporte del diario The New York Times.

El medio señala que se trata de dos mujeres. Hasta ahora no se pueda confirmar que dichos padecimientos hayan sido resultado de recibir la vacuna de prueba, no se ha informado sobre un estudio que lo corrobore, aunque según el reporte ambas presentaron la misma enfermedad.

“Los expertos han estado particularmente preocupados por los ensayos de vacunas de AstraZeneca, que comenzaron en abril en Gran Bretaña, debido a la negativa de la compañía a proporcionar detalles sobre enfermedades neurológicas graves en dos participantes, ambas mujeres, que recibieron su vacuna experimental en Gran Bretaña”, indicó el diario.

“Esos casos llevaron a la empresa a detener sus pruebas dos veces, la segunda vez a principios de este mes. Los estudios se han reanudado en Gran Bretaña, Brasil, India y Sudáfrica, pero todavía están en pausa en Estados Unidos. Hasta ahora, unas 18,000 personas en todo el mundo han recibido la vacuna de AstraZeneca”, agregó en un artículo firmado por Denise GradyKatherine J. Wu y  

Según el artículo del medio estadounidense, AstraZeneca no había confirmado el diagnóstico de la segunda paciente con un padecimiento durante las pruebas, aunque una persona familiarizada con la situación, bajo condición de anonimato, dijo que la enfermedad había sido identificada como mielitis transversa, la misma que tuvo otra voluntaria.

A principios de este mes se conoció por primera vez que AstraZeneca había interrumpido “voluntariamente” las pruebas de la vacuna que está elaborando junto a la universidad de Oxford, después de detectar que uno de los voluntarios había desarrollado una enfermedad “inexplicada”.

Luego, el 12 de septiembre, indicó que  había recibido la autorización de las autoridades británicas para reanudar las pruebas, asegurando que estas eran seguras.

En agosto pasado se anunció que México y Argentina participarían en la producción y distribución en la región de la vacuna de AstraZeneca y Oxford, lo que fue celebrado por el presidente Andrés Manuel López Obrador como una “buena noticia para el pueblo de México”, donde han fallecido más de 73 mil personas por coronavirus.

 

Fuente