Viajes y equipaje organizado

Los viajes suelen ser algo que emocionan a la gran mayoría de las personas. Sin embargo, pocas personas sienten placer al organizarlos. Por ello, muchas contratan agencias de viajes, como la que puedes encontrar aquí: http://revista.pricetravel.com.mx/viajes/. Sin embargo, eso no las libra de tener que arreglar su maleta, lo cual sigue siendo un trámite que todo mundo quisiera tener que evitarse. Algunos la dejan a lo último, otras la hacen con tiempo sin fijarse demasiado qué llevar, pero muy pocos se toman el tiempo verdadero para que salga como debe salir, ya que se dan cuenta de lo importante que es eso.

Por ejemplo, en cuestiones de seguridad, una maleta puede ser la clave de que todo salga adecuadamente. Este consejo es uno que todos han escuchado o leído, pero que casi nadie se toma en serio. Separar los objetos de valor y el efectivo debe ser algo fundamental al hacer la maleta. Para empezar, no debes llevar todo tu dinero en la cartera porque, si te la roban, te quedarás sin efectivo. Igualmente, las tarjetas de debido y crédito deben ir repartidas en varios lugares. Aprovecha los bolsillos de tu maleta y los de la maleta de mano para que no puedan agarrarte desprevenido.

Pero haciendo un paréntesis en el tema de seguridad de la maleta, hablemos un poco de los documentos que debes tener listo antes de salir de viaje. El pasaporte es uno de los primeros elementos que debes tener a la mano si te irás de viaje fuera del país. En este caso, escanear la carátula donde viene tu foto y el número de pasaporte es esencial ya que, en caso de que se llegue a perder, tendrás que ir a la embajada y, enseñando eso, se agilizará el trámite de reposición temporal. Igualmente, haz lo mismo con boletos de avión, visados y demás documentos que sean de suma utilidad para los viajes. Además, lo que puedes hacer para tenerlos a tu disposición es guardarlos dentro de algún sitio que sirva para guardar documentos en internet, o también puede ser tu correo electrónico, si piensas que la contraseña es lo suficientemente segura. Y volviendo a las maletas, una de las mejores recomendaciones es que pongas una identificación a tu maleta, de forma que puedan saber a qué dirección mandarla en el destino en que vas a estar, para que así no haya problemas en caso de que se pierda durante el traslado de un lugar a otro.

Siguiendo con la maleta, ahora hablaremos de la maleta de mano, aunque este consejo también es útil si vas a andar mochileando por el mundo. Si llevas muchas cosas en la maleta de mano, o mochila, lo más recomendable es que coloques lo más ligero en la parte inferior del empaque, siempre y cuando no se pueda quebrar. Al poner los objetos pesados en la parte superior, no te lastimarás la espalda baja, así que será más fácil aguantar varias horas cargando la mochila. Y si no llevas nada con tanto peso, puedes acomodar las cosas según la forma en que las vayas a usar, dejando las que uses más en la parte más elevada dentro de la mochila. Por cierto, y ya que andas en eso, te recomiendo que lleves mínimo unas prendas de ropa interior en la maleta de mano, por si acaso.

Y ya que hablamos de prevenir desastres relacionados con la ropa, una forma de evitar tragedias es llevar bolsas de plástico para envolver los instrumentos de higiene, como jabones, pasta de dientes y shampoos. A pesar de que pensemos que estén bien cerrados, los empaques de estos elementos pueden ceder con los cambios de presión en el ambiente, y explotar dentro de nuestra maleta. Imagínate qué estrés te embargaría si llegas cansado al hotel y lo primero que encuentras es una maleta llena de ropa manchada con jabón de baño, o peor, pasta de dientes, que no se puede limpiar. Por ello, las bolsas de plástico siempre serán tus mejores compañeras de viaje, además que te servirán para separar la ropa que ya hayas usado.

Piensa bien las cosas que tengas que llevar en tu viaje. Hay muchos que no realizan bien sus cálculos, ya que para cinco días que van a viajar, se llevan la mitad de la ropa que tienen en sus casas. Lo mejor es no llevar nada extra. O al menos, no exagerar con las opciones que te lleves para cambiar de opinión a último momento. Igualmente, puedes ahorrar un poco de ropa si llevas prendas que puedas usar en el día y también para dormir.

Puedes que pienses que muchos de estos consejos los podías haber podido resolver por ti mismo, pero si no lo has hecho hasta ahora, quizá necesitabas un pequeño empujoncito para hacerlo. Así pues, espero que te sirvan y que mejoren tu experiencia en los viajes.