Un poco de educación financiera: ¿cómo hacer más grandes nuestros ahorros?

Para algunos autores expertos en educación financiera, ser rico no se trata de tener o no mucho dinero real, sino la posibilidad que existe de poder acceder a oportunidades financieras mejores. Según lo que opinan algunas personas, la verdadera intención detrás de esto, es que se puede aumentar las propiedades que se poseen. Así pues, si la idea es tener algo que se pueda convertir en un activo, debemos comenzar por el ahorro. O bien, buscar alternativas a ello. Aquí te dejo unas ideas que te servirán para aumentar el nivel de riqueza.

Hay muchas personas que no tienen idea de cómo ahorrar y de ello se agarran para no hacerlo. En realidad, puede ser un poco más sencillo de lo que habíamos pensado. Estoy seguro de que si sigues estos consejos, notarás rápidamente la diferencia en tu bolsillo.

  1. Limita tu presupuesto mensual: el que ganes cierta cantidad de dinero no significa que debas gastarlo todo. Y si piensas que no eres capaz de guardarlo por ti mismo, posiblemente puedas contratar la ayuda de un profesional, pero eso también reduciría tus ahorros posibles.
  2. No te gastes los ingresos que obtengas de forma adicional: a veces, las jornadas laborales suelen ser un poco pesadas, y eso no facilita encontrar ingresos extra con frecuencia. Sin embargo, cuando se dé la ocasión, debes aprovecharla al máximo. No lo gastes, pues a menos que estés seguro de que alguien te dará más trabajos así, no estás seguro de cuándo se vuelva a repetir.
  3. Reparte lo disponible entre los ahorros y las deudas: posiblemente, te hayan dicho que pagar tus deudas siempre es lo fundamental. Y posiblemente lo sea, a menos que te quedes sin ninguna posibilidad de ahorro. Pero siempre debes guardar aunque sea un poco de tu ingreso, de forma que tengamos algo para hacer frente a los eventos inesperados que puedan surgir.
  4. Invierte: nunca había sido más fácil invertir, según la opinión de muchos expertos. Existen muchas opciones de negocios y muchas facilidades para invertir. Cada bolsillo tiene una opción que puede ofrecerle una alternativa de inversión. Y si tenemos una asesoría adecuada, quizá no sólo se pueda obtener una ganancia adecuada, sino que incrementes la rentabilidad de tus ahorros exponencialmente, a mediano y largo plazo.

Una opinión que me llamó mucho la atención fue la de un economista, Nicolás Litvinoff, que dice que ahorrar lo que sobre es el peor error que podemos hacer económicamente hablando. Esto refuerza la teoría de que los ahorros deben ser una constante mensual, y no algo que varíe dependiendo de nuestros gastos.

Lo primero que debemos hacer, según dice Litvinoff, es guardar, al menos, el 10% de lo que llegue a nosotros. De ahí, nuestro presupuesto se debe adaptar al dinero restante, para que el mes también pueda rendirnos.

Claro, una décima parte de nuestros ingresos puede llegar a ser una cifra bastante elevada para algunos salarios, que pueden ser muy bajos. Nuestras circunstancias actuales no están muy dadas al ahorro, pero debemos adaptarnos y hacer un esfuerzo por ir guardando, aunque sea de forma gradual, algo que nos ayude a enfrentar lo imprevisto que pueda surgir.

Los trucos domésticos siempre están a la orden del día, pero a veces llega un punto en el que recortar los gastos ya no es posible. Es ahí cuando uno se empieza a cuestionar de dónde saca el dinero para llegar a mes, y tiene que recurrir a deudas que son imposibles de saldar… Afortunadamente, comienzan a existir nuevas alternativas de préstamos.