Recomendaciones para los que compran boletos de autobús

Los boletos de autobús siempre han sido adquiridos por personas que tienen la ilusión de viajar a algún sitio, disfrutando del trayecto terrestre, pero sin tener que preocuparse por manejar. Actualmente, la seguridad nos puede hacer dudar sobre si tomar o no esta alternativa, por lo que quisiera hacer unas anotaciones sobre la seguridad.

Poner en práctica los siguientes consejos es algo muy sencillo que te puede ahorrar varios contratiempos, además de garantizarte un poco más tu bienestar durante el viaje. Quizá los hayas escuchado en otros lugares, pues son bastante razonables, pero aun así te los repito para que no los olvides.

Los objetos llamativos siempre harán que unas personas sean más vulnerables que las otras. Lo mejor es que viajes de la forma más discreta posible, además de que lleves tu celular a la mano con los números de emergencia, para que marques al 066 en caso necesario.

Algo que también debes tener en cuenta es que la ruta sea la que tú querías. Asegúrate de los horarios que tiene tu boleto de autobús, y si tienes una duda al respecto, habla con el ejecutivo de ventas, quien podrá resolverte cualquier pregunta relacionada con el itinerario. Algo que siempre debes consultar es el número de paradas extra que hace entre el origen y el destino, por lo que siempre tendrás que consultarlo, a menos que te sepas de memoria la ruta. Si el camión se detiene en algún lugar del camino que no estaba dentro de lo contemplado, puedes marcar a servicio a clientes, para que puedas hacer notar esta rareza. Pero si ves que no se trata de algo que sólo debas reportar a la línea de viaje, marca al 01 800 440 3690, para que la SSP tenga la denuncia.

Pero si realmente quieres cuidarte, avisa a alguien del lugar a dónde vas a ir y la hora en que tienes programado el arribo. No tanto porque puedan controlar tus entradas y salidas, sino para que puedan estar al pendiente de que todo está bien. Por ejemplo, a un amigo mío le tocó que el camión se detuvo en un punto inhóspito de la carretera, y cuando intentó avisarle a su familia lo que pasaba, se dio cuenta de que no tenía buena señal y que no podía explicarles en dónde estaba, ya que no había dicho ni hora de salida ni de llegada. Afortunadamente, no salió nada.

Por otro lado, no es sólo cuestión de hacer llegar la notificación a tu familia, pues quizá sea una buena idea que marques al 066, para que puedas reportar el incidente a los agentes federales, reportando la ubicación en donde se encuentran.

La seguridad no tiene por qué estar peleada con disfrutar el trayecto. Aunque algunas de esas recomendaciones pueden causar un poco de incomodidad en nosotros, lo mejor es que las sigamos, ya que sólo pueden beneficiarnos. Incluso, si queremos disfrutar un poco más del viaje, sólo hace falta que sigamos unas recomendaciones extra.

  1. En primer lugar, puedes mejorar las cosas que vas a hacer en tu viaje si consultas con el conductor algunas posibles alternativas. Ellos suelen hacer muchas veces la misma ruta, así que quizá conozcan algún lugar adicional a los que habías planeado para tu viaje. Si eres un poco cordial, puede que te recomiende esos sitios. Pero claro, no debes distraerlo de su trabajo.
  2. Es cierto que cuando vamos de viaje no podemos tardar demasiado en los baños de las paradas, pues, además que no son nada agradables, existe un tiempo limitado para hacer nuestras necesidades. Ajústate al tiempo que les asignen, pues no querrás que te dejen en el camino.
  3. Pero hay algo que nunca debes dejar de llevar: una maleta de mano. Puede que tengas suficiente espacio en la maleta, pero si, por algún motivo desconocido, se pierde en el camino, no tendrás que sufrir por recuperar tu dinero o tus identificaciones. Además, guardar un poco de ropa ahí te salvará de comprar más o de volver a usar la ropa sucia.
  4. Las rutas de los autobuses sirven para que muchas personas vayan de un sitio a otro, pero lo importante es que siempre se mantengan higiénicas. Las agencias deben dar un adecuado servicio cuando comienzan los viajes, así que verifica que así sea.
  5. Hay algo que a todos nos cuesta trabajo decidir: ¿dónde sentarnos? Cuando yo viajo, siempre prefiero la ventana, ya que me aburren mucho las películas y así puedo ver los paisajes exteriores o bien, dormir un buen rato antes de llegar al comercio.
  6. Los camiones pueden ser lugares con poco espacio, si no consigues tu boleto en una aerolínea de mayor lujo. Pero que tú tengas poco espacio no significa que tienes autorización para robar el espacio que tienen los demás. Generalmente, los conflictos se dan con las personas de al lado o las de atrás, ya sea porque reclines demasiado el asiento, o porque coloques tus cosas en el asiento de otro. No lo hagas y evita las discusiones que puedas tener.