Muchos hoteles en Aguascalientes para que conozcas su historia

El día de hoy quiero hablar un poco sobre una experiencia que tuve en una ciudad bastante agradable, y no cabe duda de que nunca me arrepentiré de haber reservado en uno de los varios hoteles en Aguascalientes, pues tenía esa espinita de conocer uno de los pocos estados de México que aún no tenía la fortuna de conocer. En un inicio, me costaba mucho trabajo esperar algo sobre este viaje, pero tenía un presentimiento de que iba a ser un viaje inolvidable, así que llegué a esta ciudad con la pila bien puesta y con todas las ganar de recorrerla calle por calle.

Llegué a Aguascalientes y de inmediato comencé a interesarme en su historia. Resulta, que en tiempos antiguos, esta ciudad fue poblada por algunos nómadas quienes disfrutaban de tener algunas prácticas un tanto… salvajes por ponerlo de algún modo. Con la llegada de los españoles, estos nómadas tuvieron que cambiar de ubicación o morir defendiendo este lugar, como era de esperarse, los españoles igual se quedaron con esta región.

Resulta, que para los españoles era de suma importancia que se tomara el control de este sitio, pues justamente es una ciudad que queda en un camino que va desde Zacatecas a la capital del país, que era la Nueva España en esos tiempos. Por este camino se transportaba cargamento muy importante, plata, por lo que esta ciudad era muy importante estratégicamente. Una vez que los españoles tuvieron total control de este sitio, lo utilizaban para otorgar comida y armamento a todos los que fueran transportando la plata. Poco a poco, la gente comenzó a acercarse a la ciudad hidrocálida para también establecerse. Fue en 1575 que ya la ciudad fue bautizada oficialmente, pero no era llamada Aguascalientes, tenía un nombre un poco más largo, si la memoria no me falla, se llamaba Villa de Nuestra Señora de la Asunción de las Aguas Calientes, aunque afortunadamente terminó nicamente llamándose Aguascalientes, nombre que recibió debido a la considerable cantidad de aguas termales que se pueden encontrar en este sitio.

Gracias a las propiedades que tienen estas tierras, este lugar es verdaderamente importante para la agricultura, pues es el productor más importante que tiene el país de guayaba, siendo también uno de los más importantes en la exportación de vegetales congelados.

Además, esta ciudad tiene la fortuna de encontrarse muy cerca de la capital del país, por lo que recibe un gran número de visitas de gente tanto mexicana como extranjera, la mayoría por la afamada Feria de San Marcos. Dentro de México, muy poca gente no ha escuchado nunca de ella, en caso de que seas una de esas personas te explico. En esta feria, se pueden ver diversas exposiciones, hay eventos musicales, peleas de gallos, juegos de suerte y eventos ganaderos, siendo uno de los eventos con mayor fama de todos los organizados dentro de México.

Dentro de mi viaje, también tuve la oportunidad de enterarme de algunos pequeños detalles que hay dentro de la historia de esta bellísima ciudad, y las que más llamaron mi atención, y las que memoricé, serán las que compartiré con ustedes a continuación, en verdad espero que sean también de su agrado.

Estoy seguro que, por lo menos, una vez en tu vida has dicho, o escuchado, la frase de “hecho la mocha”. Pues si no la conocer, enorme tache para ti. Esta frase es usada muy comúnmente entre todos los mexicanos, quienes la usamos para hablar de algo o alguien que se está moviendo muy rápido. Pues déjame informarte que la frase fue originada en Aguascalientes, pues La Moche era el nombre de uno de los tantos trenes que pasaban por esta zona, y este tren en particular lo hacía a una gran velocidad, por lo que se adoptó esta expresión para poder hacer referencia a tan elevada velocidad.

Una de las historias que verdaderamente me dejó perplejo sobre esta ciudad fue cuando pregunté de la independencia de Aguascalientes, yo me imaginaba una de esas enormes batallas campales en las que había mil muertos y duraban semanas y semanas, pero resulta que todo se solucionó de manera muy pacífica gracias a un beso, sí, leíste bien, un beso. Resulta, que Santa Anna, aquel que vendió una gran parte de nuestro territorio a los gringos, estaba enamorado de la mujer de quien era el gobernante de Aguascalientes, y la condición para que Santa Anna, que era el presidente del país en aquel entonces, apoyara la independencia de Aguascalientes era que se besara con la mujer de aquel gobernador. Como la mujer cedió, el señor presidente hizo lo propio.

Un último dato que compartiré, y eso porque muchas de las personas locales se sienten especialmente orgullosos de ello, es que existe una escuela para toreros en la ciudad, y de esta escuela es de donde han salido ya varios ídolo de la Tauromaquia mexicana, yo no me considero fanático, pero para ellos es algo muy importante.

Esto es algo de lo que les puedo compartir de mi experiencia en Aguascalientes, debo de ser sincero, el lugar me encantó, les recomiendo ampliamente que visiten esta ciudad, verdaderamente es un paraíso.