Los asesinatos famosos: razón para estudiar una licenciatura en derecho

Desde que comenzaron algunas series como CSI a estar de moda, muchas personas se quieren apuntar para estudiar una licenciatura en derecho. Así podrían estar en contacto con cierto tipo de casos que marcan una huella dentro de la memoria colectiva. Estos casos causan mucha controversia, y aquí te presentamos unos ejemplos de ellos:

  1. Chris Benoit

Chris Benoit era conocido por haber ganado dos campeonatos mundiales de lucha libre, y por su reconocimiento dentro de la WWE. Uno de sus movimientos que hicieron que alcanzara la fama fue el “diving headbutt”, que consistía en lanzarse desde las cuerdas hacia el rival, de forma que la cabeza fuera lo primero en impactar el cuerpo del contrincante. Sin embargo, cuando se menciona su nombre actualmente, se piensa en su tragedia familiar.

El 25 de junio de 2007, un lunes cualquiera, la policía fue a su casa a investigar a petición de varias personas cercanas, que habían notado su recurrente ausencia a muchos compromisos que tenía agendados. Cuando la policía llamó a la puerta, se dio cuenta de que nadie respondería, por lo que decidieron ingresar, preocupados. Dentro, se encontraron con un espectáculo aterrador: los cuerpos de Nancy, su esposa, Daniel, su hijo de 7 años, y Chris, estaban en la casa.

Las investigaciones que se realizaron a partir del hallazgo arrojaron que la mujer y el niño habían muerto el fin de semana previo. Al parecer, Chris Benoit los había atado, y había asfixiado a su mujer. Luego, drogaría a su hijo, de forma que muriera igual que la madre, pero sin padecerlo. Finalmente, él se suicidaría, colgándose de uno de los aparatos que utilizaba en su sala de pesas. Lo curioso es que, cuando se analizó el cuerpo, se dieron cuenta de que no había actuado bajo la influencia de drogas o sustancias tóxicas. Sin embargo, un estudio más profundo arrojaría que su cerebro había recibido demasiados golpes, y tenía el mismo estatus que el de un hombre con Alzheimer y de 85 años de edad, por lo que piensan que eso pudo influir en el proceso de los asesinatos.

2.- Un San Valentín nada romántico

Oscar Pistorius había sido un reconocido atleta que había logrado superar la barrera de la participación de discapacitados en Juegos Olímpicos tradicionales, superando la marca de diferentes competiciones. Sin embargo, todos sus esfuerzos quedaron olvidados cuando salió a la luz el asesinato de su novia.

Según el deportista, había asesinado “sin querer” a su novia, cuando la confundió con alguien que había entrado a su residencia. Argumentando que no había podido verla por la distancia, declaró que había sido un accidente. Sin embargo, la modelo Reeva Steenkamp apareció con cuatro disparos en el abdomen, de los cuales, tres habían atravesado la puerta del baño, pese a que ella fue encontrada en la planta baja de la casa.

De igual forma, un bate lleno de sangre había parecido ser la evidencia del asesinato, pues la mujer tenía el cráneo completamente hecho trizas cuando se encontró. Al parecer, como la mujer seguía viva mientras estaba en el baño, Pistorius la bajó y le dio diferentes tipos de golpes, sin importarle el deplorable estado en que estaba.

No obstante, la falta de pruebas en el caso determinó que al hombre sólo le dictaran 5 años de prisión por homicidio imprudencial.

3.- Otro juicio difícil

En los años 90, OJ Simpson se convirtió en una celebridad, tanto en el mundo deportivo, como en el de espectáculos. Así pues, en el año 1994, su vida transcurría con normalidad, hasta que se encontró muerta a su ex mujer, Nicole Brown, y a un hombre que era su amigo, Ronald Goldman. Ella tenía exactamente 19 puñaladas en su abdomen. El amigo tenía 18. Sin embargo, todo hacía referencia a OJ Simpson.

Los medios fueron un aspecto importante en este caso. Cuando el hombre trató de fugarse, los helicópteros de doce cadenas televisivas lo grabaron desde las alturas y vieron sus intentos fallidos. Igualmente, cuando fue capturado, se utilizó la fotografía como la portada de la revista Time. Así pasaron 133 días, en lo que duraba la investigación antes del juicio.

Sin embargo, este juicio fue muy controversial, pues aunque había huellas y mucha evidencia de violencia de OJ hacia su mujer, el caso se perdió, pues su equipo de abogados, conocido como el “Dream Team”, argumentó que los policías habían sembrado huellas, debido a su odio a la raza de OJ. Dado que el jurado estaba conformado en buena medida por personas afroamericanas, se determinó que OJ era inocente.

Ahora bien, 2 años después, el hombre se vio envuelto en nuevos episodios de violencia, que pusieron en duda su verdadero estado en el asesinato de su mujer. No obstante, el caso permaneció cerrado y él sólo tuvo que pagar 33.5 millones de dólares a las familias de quienes habían sufrido sus atropellos.

Y si eres de los que quisiera estar en este mundo, consulta un poco más de tus posibilidades para estudiar una licenciatura en derecho en: http://derecho.itam.mx/es.