Las ventajas de poseer un expediente clínico electrónico

A esta generación le ha tocado vivir un periodo de globalización e innovación tecnológica. No hay por qué extrañarse de que muchos de los procesos de nuestro día a día estén siendo renovados una y otra vez, pues el paso del tiempo sólo puede volver obsoleto a lo que hemos estado utilizando como novedad. En la medicina, el surgimiento del expediente clínico electrónico ha sido algo que revolucionó completamente la forma de llevar el seguimiento a los pacientes. Los ECE han facilitado que la atención médica de calidad aumente, y que el tiempo ya no sea una excusa para que no se lleven de forma adecuada los controles a los enfermos. Como México está cerca de experimentar ese tipo de avances, queríamos compartir un poco de la información que investigamos, y que puede dar a entender el verdadero significado de los expedientes clínicos electrónicos.

Los conocidos como ECE funcionan como herramientas que ya poseen todas las personas que trabajan en algunos de los hospitales más vanguardistas del país. Su propósito principal es la puesta en práctica de la herramienta, de manera que pueda otorgar la información necesaria a los doctores que la puedan estar necesitando. Así, si una clínica ya cuenta con este tipo de dispositivos, un doctor puede ver el historial de su enfermo sin tener que buscar el archivo en medio de todo el desastre de papeles que existe en la mayoría de los hospitales. Entre la información que se puede obtener con facilidad de estos expedientes se encuentran los elementos necesarios para que la salud de la persona sea estable, las operaciones que haya tenido previamente, así como las recetas que le han sido prescriptas de forma crónica. Se podría decir que los ECE tienen una forma de consolidar, de forma detallada y ordenada, la información de los pacientes, pero también influye el tiempo en que se ha guardado y los datos almacenados dentro de ellas. Por ejemplo, puede que no sepamos fácilmente si un enfermo tiene algo en la herencia familiar que lo haga tener el padecimiento que lo llevó al hospital, pero a través de un hojeo rápido a su expediente electrónico, lo podemos descubrir de una forma muy sencilla. Y esto, se va actualizando con las nuevas terapias que se pongan en práctica en este paciente. Por si esto fuera poco, el expediente clínico electrónico se va actualizando conforme avanza la tecnología, aunque el concepto principal sigue estable. Pero ahora te hablaremos de los tipos que existen de estos expedientes.

Cuando hablamos de un expediente clínico electrónico podemos hacer referencia a su nombre, ya que se trata de un expediente guardado de manera electrónica, en el cual hay toda la información médica necesaria sobre algún paciente, o al menos, la que se ha obtenido hasta ese momento. Se puede compartir, modificar y consultar por cualquier persona que tenga acceso, pero que esté dentro de una institución determinada.

Por otro lado, el expediente electrónico de salud es una forma de registrar la información de los pacientes, pero tiene una diferencia muy importante con el expediente clínico, ya que este tipo de expediente se puede generar y consultar por más de una clínica de salud.

Finalmente, se encuentra el sistema de información hospitalaria que fue diseñado para que se pudiera administrar varias partes que conforman un hospital, pero que no están necesariamente relacionadas con los aspectos médicos, como los elementos económicos y de administración dentro de las instituciones.

Pero ahora es momento de retomar las ventajas que tiene utilizar un ECE. La principal de ellas, y la más notoria, es la reducción de tiempo que se puede obtener al usar este sistema. Lo primero en donde se aprecia es en la atención médica, ya que se vuelve cada vez más rápida, debido a los controles eficientes que se realizan de los historiales de quienes llegan a consulta, aunque no es lo único que se puede obtener. Otro de los posibles beneficios, aunque encaminado más hacia el futuro, es que se aumente la velocidad y la eficacia del trabajo de las personas que laboran en un hospital, mejorando en alrededor de 20%. Por otro lado, cuando una persona se acerque a recibir atención, deberá esperar 60% menos de tiempo al que espera en la actualidad, lo cual ya es una gran ventaja. Finalmente, viendo el lado ambientalista, existe un enorme porcentaje que se relaciona con el gasto de papel, pues con este cambio se consumirá un 80% menos en los hospitales.

Existen muchos problemas en la forma de atender pacientes en México, pero las soluciones cada vez surgen con mayor velocidad. Por ejemplo, los expedientes clínicos electrónicos de HP pueden ser una de las formas de organizar los datos de los pacientes en las clínicas del país. Así, se evitarán cada vez más los errores en los diagnósticos o en la medicación de las personas.