Las computadoras de escritorio y su comparación con las portátiles

La llegada de los Smartphone y las tabletas al mundo empresarial han hecho creer al mundo que las computadoras de escritorio están por desaparecer. Muchos de los grandes emprendedores y líderes del mundo tecnológico, como el mismo Steve Jobs han hecho declaraciones que se han expandido como si fueran ya un hecho inevitable. Las excusas que utilizan para justificar esto es que los nuevos dispositivos son más pequeños y pueden hacer el mismo trabajo que antes era exclusivo de las computadoras. Estoy de acuerdo en que las funciones que tienen se han transformado, por ejemplo los celulares, que ya casi nunca se usan para hablar por teléfono; pero eso no significa que puedan sustituir completamente a las computadoras de escritorio. Para dirigir una empresa es sencillo tener un celular y hablar de forma remota con los empleados. Pero si comienza a surgir algún tipo de dificultad, no creo que haya algún director que resuelva todo en la minipantalla de su Smartphone, como lo suponen los que dicen esa teoría.

Sí, debo aceptar que la portabilidad de las computadoras portátiles, las tabletas y los celulares es una de las grandes ventajas que pueden ofrecer a sus consumidores. El hecho de que puedas sostenerlo sólo con tu mano, o que lo metas en el bolsillo del pantalón y no se caiga (aunque cada vez es menos probable esto) es una gran ventaja que no puede ser competida por las computadoras de escritorio. Pero eso no significa que sea el único motivo que se deba considerar para hablar de las ventajas que tiene hacer tus cosas desde estos dispositivos. Unas de las desventajas que no se suelen mencionar son los costos, la potencia tan escasa que tienen y los tamaños de sus pantallas. Yo sé que eventualmente van a desaparecer las computadoras de escritorio, al igual que cualquier otro dispositivo, pero no considero que ese momento ya haya llegado, por lo que quiero dar los motivos que tengo para creer que no será así.

En primer lugar, considero que el precio es uno de los motivos más relevantes para hablar de la conservación de las computadoras de escritorio. Esto involucra desde el costo de compra hasta el costo de reparación, en caso de que algo llegara a suceder. Especialmente en la PC, es más sencillo encontrar las piezas que se repongan con facilidad. Pero como las laptops son más pequeñas, y requieren más cuidado en el momento del diseño y de la fabricación, no tienen un precio igual de accesible. Incluso, no se trata sólo de adquirir las piezas, sino la necesidad de encontrar a alguien que realmente pueda arreglar las laptops sin poner en riesgo nuestro equipo es una de las razones que más válidas considero para preferir las PCs.

Ahora bien, ya que hablamos de piezas que se construyen diferentes, hay que hacer mención a los procesadores. No sólo es que sean más potentes y más grandes los de las computadoras de escritorio, por lo que son mejores que los de las portátiles. Bueno, la verdad es que sí, pero no utilizo cualquier justificación para hablar de ello. El ahorro de energía e una parte esencial de la forma en que se llevan a cabo los procesos de las laptops. A diferencia de los ordenadores de escritorio, las laptops pueden funcionar sin estar conectados todo el tiempo a la electricidad. Pero eso no es del todo una ventaja, ya que también hará que los procesos vayan más encaminados al ahorro de energía que al funcionamiento a toda potencia. Así pues, la limitación de la batería impide que las laptops lleguen a su máxima capacidad con frecuencia. Pero claro, aunque la dieran, no habría forma de que llegaran a la potencia obtenida de los procesadores de computadoras de escritorio.

Esto es algo que queda clara cuando se comienza a abordar el tema de los videojuegos. La discusión sobre qué es mejor para esto va más allá de sólo una conversación de después de comer. Existen laptops que fueron creadas completamente con el fin de que los jugadores de videojuegos pudieran tener todas las facilidades y una experiencia tan buena como la que más. Para ello, la laptop Alienware M17x R4 se encargó de mantener altas las esperanzas para los que creían que las computadoras portátiles podrían ser útiles para los gamers. Pero el problema es que es un equipo demasiado caro y, con el precio que vale, es más sencillo adquirir una computadora de escritorio que también fue creada con el mero propósito de los juegos, como la Maingear Shift Super Stock, la cual tiene un precio similar y tiene una mejor experiencia para los jugadores que han invertido en ella.

Debo insistir, tanto los celulares, las laptops o las tabletas, pueden ser muy útiles para todos, pero jamás podrán tomar el lugar de las computadoras de escritorio de calidad. O al menos, no en estos tiempos.