Dos sitios de ecoturismo en México

Para practicar ecoturismo en México no hace falta ir al fin del mundo en cada uno de los estados del país. La práctica de estas actividades ha ido aumentando la fama que tienen a nivel nacional e internacional. Esto es porque, tanto las personas de México, como las extranjeras, comienzan a valorar cada vez más las ofertas paisajísticas que este país tiene para ofrecerles. Y la verdad, no es cualquier cosa. En casi ninguna otra región del mundo es posible encontrar una diversidad tan amplia en flora, fauna y tipos de hábitats. Desde desiertos de arenas indescriptibles, hasta aguas de mar a donde llegan enormes ballenas, México tiene grandes actividades que realizar por las personas que tengan interés por conocer un poco más de la naturaleza. Sin embargo, no sólo se trata de este tipo de actividades, sino también de las que estén relacionadas con un poco de ejercicio, ya que no hay nada mejor que bucear, escalar, andar en bicicleta, caminar o nadar en medio de la naturaleza.

El espíritu aventurero necesario para organizar este tipo de viajes tiene un origen más intrincado y profundo que simplemente recorrer alguna ciudad colonial. Las experiencias tan significativas que puedes vivir entre los árboles o las montañas mexicanas pueden dejar una profunda huella en tu mente y tu vida. Afortunadamente, las ciudades más importantes suelen estar cerca de algún tipo de actividad ecoturística, por lo que no es difícil encontrar alguna de estas, si vas viajando por todo México. Sin embargo, algo que puede ser difícil es decidir qué tipo de actividad quieres llevar a cabo, pues todas son realmente impresionantes. Y luego, cuando vuelvas agotado de la jornada, no habrá nada mejor que acostarse escuchando los ruidos de la naturaleza arrullándote.

El Cañón de Matacanes

En el norte del país, específicamente en Monterrey, hay un sitio que es reconocido por todos los habitantes como uno de los mejores escenarios para realizar un tour de ecoturismo. Imagínate: cuevas, deslizaderos, barrancos y cascadas son unos cuantos de los elementos que se localizan a lo largo del tour del Cañón de Matacanes. No dudes que hay personas que la repiten al menos una vez al año. Sin embargo, debes prepararte para la acción, ya que parte del recorrido incluye el descenso a rapel en cascadas que pueden llegar a medir 27 metros de altura, además, claro está, de enfrentarse a los ríos y las cuevas.

De igual forma, la alternativa a este tour para recorrer el Cañón de Matacanes es otro que es acuático. La variación en este puede ser muy diferente, según los grupos que estén formados. Algunos, no hacen más de 5 horas de camino, mientras que otros, en el mismo recorrido, pueden llegar a tardar hasta 8 horas. Todo depende del estado físico de las personas que vayan ahí, así como del ritmo que tengan en su paso. Además, las horas se pasan rápido, ya que la naturaleza del lugar, los sonidos que lo caracterizan y todos los animales que se pueden encontrar en el paso harán que la inversión de tiempo sea totalmente adecuada para las expectativas de cada persona que vaya.

No obstante, algo que debes tener presente si tienes pensado visitar Matacanes es que debes llevar tu propio lunch y ropa para cambiarte en una mochila que sea a prueba de agua, ya que no podrás dejarla en ningún sitio, cuando sea momento de saltar en las cascadas. Pero el equipo de seguridad necesario te lo pueden prestar ahí mismo.

La Huasteca Potosina

Si Matacanes era un sitio para visitar con los amigos que estén en mejor condición física, la Huasteca tiene lugares para todo tipo de personas, incluyendo niños pequeños y adultos mayores. Esto se debe a que el esfuerzo requerido para esos caminos no es tanto como el que se requiere para el otro sitio que les contamos. Aquí las cascadas también abundan, pero más que hacer un complicado descenso en ellas, las personas suelen bañarse en las pequeñas albercas que se forman naturalmente con su caída. Las familias son las que más llegan a este sitio, pues es un lugar tranquilo para descansar naturalmente.

Uno de los sitios que más llama la atención de la Huasteca Potosina es denominado como el Puente de Dios, que también es de los más visitados. La naturaleza se hizo cargo de su creación, la cual sigue siendo una verdadera obra de arte que miles de personas visitan en su recorrido por este lugar. Al llegar al puente, se pueden apreciar dos lados: uno azul intenso, conocido como la poza azul, y otro de aguas transparentes. Sin embargo, el verdadero secreto de belleza que esconde este lugar es uno que se encuentra al interior, y al que sólo pueden acceder las personas que naden hasta ahí.

Te invitamos a animarte para hacer este tipo de tours y conservar los mejores momentos de tu estancia para siempre en la memoria.