Datos útiles para saber cómo administrar mi dinero

Si algo me ha servido para saber cómo administrar mi dinero mejor, son los consejos que he leído en una página que se llama Prestadero. Dan algunos préstamos muy padres y leí unas cosas me inspiraron para seguir estos pasos.

  1. Algo indispensable para poder llevar un buen orden en tus cuentas es que debes tener un archivero. Ya sea que sea electrónico o físico, separa todos los aspectos de tu dinero, como los gastos, las entradas, lo de ahorro y otros aspectos que puedan influir en tu economía. Y si lo organizas por fechas, mejor.
  2. Un paso que debes hacer sin dudar ni un segundo es cerrar todas las cuentas que no estés utilizando y que tengas inactivas desde hace algún tiempo. Puede que creas que no tienen ningún tipo de repercusión en tus finanzas, pero no es sólo eso, sino que pueden afectar tu crédito.
  3. Las tarjetas de crédito son una gran herramienta si se utilizan con sabiduría. El problema puede venir cuando se utilizan de forma contraria a la sabiduría. Personas que se saben propensas a este tipo de uso, prefieren tener una sola tarjeta, para poder manejarse con mayor tranquilidad y sin pasarse de lo que pueden pagar. Pero hay quienes prefieren tener varias y, si no tienen problemas para la administración, no hay ningún motivo por el que no deban hacerlo.
  4. Muy relacionado con lo anterior es que sólo gastes lo que puedas, no lo que quieras. Si vas al súper, no vayas buscando en cada pasillo lo que se te antoja, pues así gastarás mucho más de lo que necesitas. Haz una lista y no hagas modificaciones de última hora. Y lo mismo con otro tipo de gastos, pues si no, puedes llegar a exceder el límite de tu presupuesto. Incluso, si eres de los que no se siente muy cómodo cargando su tarjeta de crédito, puedes aprovechar el día de pago de quincena para gastar un porcentaje en tus gastos necesarios.
  5. Pero, aparte de tener tu archivero, te recomiendo que resumas las cuentas en una agenda. Esto incluiría anotar el día en que te llegaron los recibos, el día en que los pagaste y el día límite de su pago. Así podrás tener un resumen financiero, sin que tengas que consultar todo tu archivero.
  6. Aunque seas una persona completamente anti tecnológica, deberías comenzar a considerar la posibilidad de que utilices las bancas por internet para hacer tus pagos más eficientemente a los diferentes servicios que debes pagar. Por ejemplo, si en un mes tienes que pagar sólo agua y teléfono, pero al siguiente se le une la luz, lo puedes dejar planeado a tu gusto, para que no tengas que andar recordando cuándo es que debías pagar cada uno de ellos. Incluso, esto evitará que pagues cosas que no tenías que pagar todavía y te descapitalices para pagar otras. Un buen orden de nuestras cuentas se puede hacer a través de este tipo de servicios, por lo que deberías considerar la posibilidad de usarlos antes de que te hagas un embrollo.
  7. Si estás llevando todo a cabo a través de medios digitales, probablemente tengas que haber creado muchos usuarios y contraseñas, dentro de las que se encuentran algunas muy importantes. Escóndelas en un lugar seguro, pero que puedas recordar y consultar sin mayor dificultad.
  8. Las trituradoras de papel serán unas buenas amigas si de eliminar documentos antiguos se trata. Como no quieres que las personas conozcan tus estados de cuenta, ni siquiera los antiguos, es una buena idea conseguir una de esas, de manera que no expongas tu información personal.